diumenge, 16 de gener de 2011


Vincent Van Gogh (1885): Campesinos sembrando patatas. Kunsthaus Zürich. Zúrich
El doctor Monardes inició la conversación con la mayor cortesía:
- Han sido para mí preciosas, señor mío, las noticias que me habéis dado en el transcurso de estos años sobre la hierba de oro y al tabaco, sobre la zarzaparrilla de Honduras, cuya infusión cura las fiebres que nos sean agudas y provoca el sudor, y sobre el palo de Nueva España, que sirve para los males de riñones y de orina. Y sobremanera por vuestras noticias sobre el tabaco y el palo de Campeche. Aquí, en Sevilla, médicos, boticarios y botánicos creemos que las cosas que se traen de nuestras Indias occidentales no tan sólo sirven para remediar las hambres. Ahí está el maíz, por ejemplo, con el cual los indios cuecen un pan lozano. Y en España, con tanta carestía de trigo, podríamos hacer algo parecido a al menos convertirlo en harina. Asimismo el tomate puede ser, como lo está siendo el pimiento o el chile, una buena hortaliza. Hasta ahora el tomate sólo lo usamos como planta ornamental. Estoy seguro de que los indios lo utilizan como alimento. Simón de Tovar y yo lo hemos analizado y nos parece un fruto nutritivo y, cuando pierde su acidez, incluso sabroso.

Sobre Néstor Luján

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ENGRANDEIX EL TEXT