divendres, 17 de desembre de 2010

Aceituneros


Andaluces de Jaén,
aceituneros altivos,
decidme en el alma: ¿quién,
quién levantó los olivos?

No los levantó la nada,
ni el dinero, ni el señor,
sino la tierra callada,
el trabajo y el sudor.


Hernández, Miguel (1982): Obra poética completa. Madrid. Alianza (Alianza Tres, 89), pág, 346.

TEXTO COMPLETO

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ENGRANDEIX EL TEXT